Estreno: El Remolón presenta el video de «Que bailen», su canción junto a Pol Nada

Fernando Guerrico

El Remolón construyó «Que bailen» en base a una contundente frase de los bailarines, coreógrafos y pedagogos de la danza, Lucas Condró y Pablo Messiez: «Por todas las veces que no pude bailar, que baile mi pasado y mi futuro». Mientras que muchas actividades culturales retoman su curso gracias al avance de la vacunación, el hecho de bailar se vio resignificado durante la pandemia y las pistas improvisadas -individuales y colectivas- se volvieron un refugio y un descargo.

Amortizar el tiempo sin bailar es la consigna de esta canción que forma parte de Asimétrico, el flamante álbum que el músico y productor argentino publicó recientemente a través de su propio sello, Fértil Discos. Cuenta con Pol Nada de invitado y juntos protagonizan el video producido e ideado por el mismo Andrés Schteingart aka El Remolón y editado por Fernando Ramos que estrenamos en Indie Hoy. «La idea era hacer algo bastante sencillo, más bien minimalista… y nos enroscamos un poco. En esa sencillez decidimos que lo que baile fuera la naturaleza y que el ser humano fuera testigo«, cuenta Schteingart aka El Remolón en conversación con Indie Hoy.

Loading video

Si bien ya colaboraron en el pasado, ¿cómo se dio la invitación a Pol Nada para «Que bailen»?
Con Pol nos conocemos hace varios años y tenemos varias cosas en común. El tema lo había escrito yo inspirado en la performance de danza de Lucas Condró, un bailarín y performer que venía trabajando en un proceso de investigación del baile. En su libro Asymmetrical-Motion hay algunas frases que están en el tema, yo lo transformé en canción y fui más allá. En el proceso de maqueteado, le había grabado unas guitarras criollas y quería que tuviera también un vuelo más folclórico, ahí intervino Leo Silcan, un músico amigo charanguista y guitarrista, y le metió ese riff bellísimo del medio. Luego se lo pasé a Pol, para sentir su opinión nomás y se copó mucho con la canción. Venía un poco trabado en relación a cómo largarla, tenía ganas de que la cantara alguien y así se lo propuse a él. Se tomó un tiempo y me entregó como 10 canales de voz, que le dio un vuelo espectacular. Cerró todo.

En Asimétrico reivindicás lo imperfecto. ¿De qué manera la prueba y el error influye en tu proceso creativo? ¿Puede decirse que es una postura frente a lo hegemónico de la industria?
Sí, lo asimétrico surge como un desplante ante la idea de la perfección. Vivimos intentando ideales y mundos hechos a nuestra medida y aquí vemos los resultados, así estamos. Parte de una idea sencilla de que el cuerpo no es igual en cada mitad del mismo y se extiende a distintas áreas, la naturaleza es imperfecta y asimétrica -ya de por sí nos sorprende día a día-. El hombre, interviniéndola, arma un cóctel explosivo. Más allá de esta mirada «ecológica», básicamente estamos todes inmersos en esta trampa, yo también, e intento estar advertido de esto. Todos somos freaks si nos miramos de cerca y apuntar a un modelo único de éxito nos enloquece más. La locura de las redes y algoritmos es otro modo de intentar entrar en una trampa digital/mental bastante enloquecedora. Resulta que tenemos que seguir demasiadas reglas para entrar en la industria musical. El otro día hablaba con un músico pianista, de esos genios que no se encuentran todos los días… y que eligió no poner su música en redes, prefiere apostar a la experiencia del vivo y cautivar desde ahí. Solo estando un poco loco podés darte el gusto de eso. ¿Cómo animarnos más a armar caminos más rebeldes, antisistema, y sobrevivir en el intento? Sobre todo cuando fuimos criados y mamados en una cultura del orden, de lo que hay que hacer, de la belleza y de la productividad. No tengo la respuesta obviamente, pero solo es despertar un poco el interrogante.

Asimétrico es también tu disco que cuenta con más colaboraciones. ¿Qué buscás en tus colegas a la hora de invitarlos a determinado track?
La idea es potenciar. Por un lado hace tiempo desistí de la idea de armar una banda, pero me gusta esa idea de colaborar como un acto único y duradero por un tiempo. Un contacto en un lugar y en un momento en beneficio de ambas partes. Muchas de las personas que colaboraron sacaron su primera canción en este disco, otras ya venían con un recorrido. Espero, por un lado, lograr cosas que yo solo no podría (una voz, un instrumento, una mirada de producción) y también abrirle la puerta de mi casa, ingresar en mi mundo. Creo que tengo algo para darles también a esas personas y ahí es cuando mejor funciona. Cuando es mutuo.

¿Qué balance hacés de la música independiente en este año y medio de pandemia, tanto como artista y como impulsor de un sello?
La pandemia se llevó puesto todo y más aún los sectores que ya venían castigados. Los artistas son los nuevos pobres y todo proyecto que venía medio tambaleando o sin raíces firmes se quedó patas para arriba. Como artista y desde Fértil estuvimos bastante activos y nos centramos en editar el material que teníamos comprometido e incluso el compilado Fuera del tiempo, inspirado en tiempos de pandemia. Seguimos con la mira de seguir creciendo como sello. También sufrimos un proceso de transformación interna que, en parte, la pandemia también fue victimaria. Es difícil seguir las «reglas» de la industria cuando estamos todos intentando sobrevivir. Está bueno estar advertidos de ellas y ver además qué camino podemos seguir para no quedar atrapados en ella. Sabemos que nuestra música le gusta a mucha gente, pero no es obvio cómo llegar mejor a ella. Además, los pocos medios que se interesaban en nuestra música entraron en estado de emergencia, algunos desaparecieron o se transformaron para sobrevivir. La proscripción de los eventos en vivo nos ha hecho mucho más prisioneros del marketing digital y de la tiranía del mainstream en la difusión. Por otro lado, hay algo que sucede en la presencialidad que indudablemente es irreemplazable: el encuentro de los marginados, el sabor de la experiencia… es donde más tenemos para dar.

El Remolón se presentará el domingo 21 de noviembre a las 20 h en Camping (Av. Del Libertador 999, CABA). Asimétrico está disponible en plataformas de streaming (BandcampYouTubeSpotifyApple Music).

Reply