Etílico: El dúo instrumental que busca crear ritmos libres de género

Fernando Guerrico

En tiempos donde predomina la reiteración de fórmulas que garantizan el interés de la masa con una finalidad económica que sobrepasa a la intención artística, siempre es grato encontrarse con expresiones que se apartan de lo convencional desde el punto de partida con una premisa elocuente. Este es el caso de Etílico, un dúo instrumental integrado por Facundo Godoy en la batería y Luciano Martinetti en el bajo que evidencia el talante renovador de la escena nacional.

La dupla porteña comenzó a trabajar en sus primeras canciones en el año 2018 con una impronta desafiante y rupturista que respetan a rajatabla como una especie de dogma medular. Luego de darle fin a un proyecto de banda con más miembros, Facundo y Luciano tonificaron la química que existe entre ambos para disponer el ingenio complementario y la energía visceral en crear atmósferas absorbentes por fuera de la norma.

A fines del 2019, después de transitar un extenso recorrido por el circuito emergente de Buenos Aires con presentaciones en escenarios como los de La Tangente, Distrito Pomo y La Cigale, entre otros, Etílico grabó su primer EP conformado por tres tracks y titulado de forma homónima. Etílico vol. 1 fue grabado en Noiseland Records por Santiago Kruger y se estrenó finalmente en abril del 2020.

Loading video

En diálogo con Indie Hoy, Etílico cuenta: Nuestro concepto es tocar y componer para entretener y a la vez captar la atención creando melodías y ritmos bizarros. No nos interesa encuadrarnos en ningún género, hacemos música única. Cada pieza es un hijo bastardo.”

Un año después de su debut, salió el flamante sucesor. Vol. 2 (2021) es un repertorio de cuatro canciones que demuestra la potencia, frescura y el atrevimiento de su propuesta creativa. Desde la apertura con “Polvo de ángel” hasta el cierre con “Los gatos mandan”, Etílico nos sumerge en una vorágine resonante que fusiona el groove del funk con el temperamento del punk para dejar en claro que lo que no se dice con palabras, se manifiesta sin obstáculos revelando los distintos grados de intensidad del sonido.

El segundo EP de Etílico salió a través de Oso Records y su instrumentación se grabó en Salas Hamburgo y en Casa Desein. Los procesos de grabación, mezcla y masterización estuvieron a cargo de Rodrigo Stazzone y Gabriel Busso. Actualmente el dúo se encuentra trabajando en la próxima entrega que vendría a cerrar esta singular trilogía.

Escuchá a Vol. 2 en plataformas streaming (SpotifyApple Music).

Loading video

 

Reply