George Harrison: A 50 años de «My Sweet Lord», su mayor éxito solista

Fernando Guerrico

Luego de la separación de The Beatles en 1970, George Harrison se preparaba para publicar su tercer disco solista: All Things Must Pass. «My Sweet Lord» fue el primer corte de difusión del álbum, que luego se convertiría en el principal éxito de su carrera en solitario. A pesar de ello, las denuncias de plagio opacaron la situación.

Su característico estribillo cuenta con un coro que repite en forma de mantra «Hare Krishna», lo cual causó un enorme impacto a escala mundial. «My Sweet Lord» también se caracteriza por el uso de la técnica del slide en guitarra, maniobra que se establecería como un sello personal para sus siguientes composiciones. La canción trepó rápidamente a los primeros puestos de los rankings.

Tal como recuerdan reportes recientes, la canción ya había salido semanas antes en la voz del tecladista Billy Preston, quien había colaborado en el pasado con los Beatles y a quien Harrison le había cedido la canción en un primer momento para el disco Encouraging Words. Sin embargo, el compositor Ronnie Mack lo demandó por plagio, al argumentar que «My Sweet Lord» era una copia ilegítima de su canción «He’s So Fine», popularizada años antes por The Chiffons.

Loading video

 

En la Corte, el ex Beatle afirmaba que su inspiración vino a través del himno devocional “Oh, Happy Day”, pero no fue suficiente para que la Justicia fallara a favor de Mack. Las autoridades determinaron que Harrison había cometido lo que en derecho de autor se denomina «plagio inconsciente».

Tras pagar una multa, el británico prosiguió cobrando sus regalías por “My Sweet Lord”, aunque el proceso dejaría sus huellas. Poco tiempo después sacó la canción “This Song”, en donde daba su punto de vista del caso. Incluida en el álbum Thirty Three & 1/3 (1976), la canción fue acompañada por un videoclip que parodiaba el juicio a partir de un desfile de particulares personajes.

All Things Must Pass posicionó a Harrison como el disco más exitoso de un ex Beatle tras la conflictiva ruptura del grupo. Lejos de manchar el nombre del guitarrista, «My Sweet Lord» sigue siendo hasta el día de hoy su principal hit.

Loading video

Reply