Inhaler: «La pandemia fue un momento de reflexión y de búsqueda de esperanza»

Fernando Guerrico

Con tan solo unos pocos años de carrera, Inhaler pasó de tocar en garajes a agotar giras por todo el mundo. Este año, el cuarteto de Dublín presentó su esperado primer disco titulado It Won’t Always Be Like This. Y con la rueda de prensa alrededor de este nuevo lanzamiento, la banda se enfrenta a su eterna encrucijada: Elijah Hewson, el cantante principal, es hijo de Paul David Hweson, a quien todos conocemos como Bono, líder de U2. El grupo intenta referirse al elefante en la habitación lo menos posible para hacer su propio camino, pero es algo más difícil de lo que puede parecer.

La banda fue formada por Elijah y tres amigos veinteañeros que “ya pasaron de ser amigos, ahora son simplemente hermanos”. Robert Keating (bajo), Josh Jenkinson (guitarra) y Ryan McMahon (batería) comenzaron tocando en sus garages cuando eran adolescentes y crecieron muy rápido: pasaron de escribir canciones sobre rupturas amorosas hace nueve años a estar en la lista de Best BBC Music Sounds. Ahora mismo están disfrutando de su propia gira y de la participación de los festivales que van volviendo en 2021. Y como si fuera poco, llegaron al número 1 en Irlanda y Reino Unido con su primer disco. “No podemos creerlo, sentimos como si le estuviera pasando a otra persona”, comentan en conversación con Indie Hoy.

Loading video

It Won’t Always Be Like This originalmente fue un single que publicaron en 2019 con un sonido muy diferente al actual. ¿Por qué decidieron revesionarlo para el álbum?
Principalmente porque crecimos. Grabamos la canción original cuando teníamos 18 y realmente no nos sentimos como esas personas ahora. Lo que inspiró la canción sigue ahí, pero queríamos un nuevo sonido que nos represente mejor ahora y que además sonara muy bien tocada en vivo. Muchas canciones del álbum fueron pensadas justamente con la gira en mente, están hechas para que suenen increíble en vivo.

Hablando de la gira, tuvieron que posponerla muchas veces y cambiar fechas de lanzamientos del disco e incluso de singles promocionales.
Sí, fue muy complicado para nosotros. Teníamos un plan y puff, de golpe hubo que cambiar todo. Pero intentamos verlo del lado positivo y creo que justamente ahora -que estamos tocando por Europa y tenemos muchos festivales programados para el 2022- es nuestro mejor momento musical. Pudimos dejar madurar al disco, volver a conocerlo de otra manera, y me parece que es el momento justo de mostrárselo al mundo, es cuando más podemos explotarlo. Además, pasamos casi dos años muy duros y hay varias canciones que sin darnos cuenta aplican al tipo de cosas que sentimos en la pandemia. Así que nos gusta y nos hace muy felices ver al público gritando las canciones junto a nosotros. Para nosotros la pandemia fue un momento de reflexión y de búsqueda de esperanza.

¿Qué pensarían sus versiones adolescentes sobre lo que vive Inhaler hoy en día?
Cuando empezamos éramos tan malos. Empezamos a tocar a los 12 años cuando nos conocimos y era más que nada por diversión porque realmente éramos muy malos, ni siquiera sabíamos tocar bien nuestros instrumentos. A los 16 conocimos a Josh y él le dio forma a la banda y nos lo empezamos a tomar en serio. Creo que si nuestros yo adolescentes vieran esto se reirían mucho, no podrían creer que de verdad terminamos siendo músicos, pero estarían felices.

¿Qué hacen cuando no están haciendo música?
Es muy vergonzoso cuando nos preguntan eso porque nos damos cuenta que no hacemos nada más. No hacemos deportes ni nada de eso. Cuando nos juntamos simplemente hacemos música. De vez en cuanto vamos al cine o nos recomendamos algo para ver en la televisión, pero nada más. Vivimos todo en Dublín así que llevamos una vida muy de los suburbios. Irlanda es un lugar muy hermoso y tranquilo, amamos volver a casa después de un tour porque nos da cierta paz. Creo que lo más peligroso que vas a encontrar es una abeja. Amamos tocar en todo el mundo, pero tocar en casa siempre es muy especial. Pero deberíamos buscar un hobbie ¿no?

Hubo una gran expectativa por el álbum y dio sus frutos. Para quienes no hayan escuchado It Won’t Always be Like This todavía, ¿cómo lo describirían ustedes mismos?
Es un disco para personas que todavía están creciendo e intentando encontrarse a ellos mismos. No nos gusta encasillarnos en un solo género. ¡En algún momento de nuestras vidas casi fuimos una banda de metal! Ahora queremos explorar con sonidos más bailables pero dentro del rock electrónico, sin perder cierto tono indie. Somos un collage. Lo más importante para nosotros siempre es que la música te haga sentir algo, nunca podríamos hacer una canción meramente comercial y radial. Eso y el sonido de las guitarras es lo principal, creo que ese primer acorde de cualquier canción es el comienzo de una historia.

¿Qué podemos esperar para el futuro? Siguen de gira y se vienen festivales importantes. ¿Podemos esperarlos en Argentina en un futuro no tan lejano?
Después de que se canceló nuestro primer Glastonbury, quedamos casi desesperados por tener shows en vivo. Estamos muy felices con todas las presentaciones de la gira hasta ahora, la mayoría fueron sold out y realmente no podríamos estar más agradecidos. Lo decimos en los shows y lo decimos en redes pero las palabras se quedan cortas. Para el resto del año tenemos más shows propios y sí, en 2022 vamos a tocar en muchos festivales que son como un sueño para nosotros. Quién dice, tal vez alguno de esos festivales nos tenga en cuenta y podamos finalmente visitar Argentina. Es sin dudas una cuenta pendiente y un país que no nos perderíamos de visitar por nada en el mundo.

Escuchá It Won’t Always Be Like This de Inhaler en plataformas de streaming (SpotifyApple Music).

 

Reply