Keith Haring: Una obra inédita aparece en Barcelona

Fernando Guerrico

Una obra de Keith Haring ha aparecido de manera inesperada en Barcelona. Se trata de un mural realizado por el artista y activista en 1989, un año antes de morir, en la cabina del Dj del Ars Studio de la ciudad española, que llevó el nombre de «Acid», como un homenaje al subgénero que primaba a finales de los 80. Es un mural con uno de sus clásicos monigotes que lleva una flor roja en su cabeza y fue parte de la etapa del pintor en que viajaba dejando sus marcas por diferentes espacios.

La obra resurgió a partir de que los dueños del lugar planeaban demoler el edificio donde supo encontrarse el club hasta 1992, para crear un hogar para ancianos. Luego de que el mural fuera autentificado por las autoridades, se barajaron varias posibilidades sobre qué hacer con la obra. Aunque fue tasada en 120.000 euros y la Fundación Keith Haring habría ofrecido 80 mil para desmontarla y trasladarla, aún no se ha decidido cuál será su destino: si será vendida, donada o si podría permanecer en su lugar de origen.

«Haring no lo pintó por el dinero, lo hizo más como una marca de amistad, y por el amor hacia el club y a Barcelona. Esta pintura debería quedarse donde está. Primero fue un club nocturno, luego un espacio de billar y ahora un asilo. ¿Por qué no?», fue la opinión de César de Melero, llamado el padrino del house, quien estuvo presente la noche en que Haring pintó aquel mural.

«Vino una noche, vio el espacio y me pidió que quitara los discos y el resto de cosas para poder pintar, mientras pinchaba su colega Gil Vázquez, que había venido con él desde Nueva York y que ahora es el responsable de la Fundación Haring», recordó.

Reply