Led Zeppelin: La canción que cambió la vida de Robert Plant para siempre

Fernando Guerrico

Lejos de lo que algunos podrían pensar, Robert Plant creció en West Midlands, un lugar bastante apartado de la agitada vida londinense y del ambiente citadino. En medio de esa infancia tan tranquila y solitaria, desde muy temprana edad el futuro líder de Led Zeppelin soñaba con convertirse en una estrella de rock.

Sobre sus primeros años, el británico comentó: «Cuando era niño, solía esconderme detrás de las cortinas en casa en Navidad, y solía intentar ser Elvis». Pero aunque la música del «Rey del rocanrol» fuera su puerta de entrada al desenfreno guitarrero, el ídolo que de verdad marcó su paso a la adolescencia fue Billy Fury, un músico que llegó a igualar el récord de The Beatles de tener 24 éxitos durante la década de los 60 y pasar 332 semanas en las listas de popularidad del Reino Unido. Así y todo, Fury nunca logró un número 1 y su fama decreció notablemente en los 70.

Durante una entrevista con The Guardian, Robert recordó los prejuicios de la sociedad de su época y comentó: «Era otra vida fuera del mundo, otra vida fuera de Inglaterra en 1960. Todo era esforzarse, aprender y asegurarse de que todas tus vulnerabilidades no fueran demasiado evidentes para que no termines pareciendo un pobre llorón. ¿El macho de la especie finge ser más de lo que es, o se pierde en canciones de amor desamparadas y con el corazón roto?»

» alt=»» aria-hidden=»true» />Led Zeppelin en 1977
Led Zeppelin en 1977 – Foto: Atlantic Records

Más adelante, aclaró por qué Billy fue su icono favorito y por qué su canción «A Thousand Stars» le cambiaría la vida:

«Me gusta la idea del varón solitario marchándose, y Fury fue el gran cantante británico para eso. Él era parte de la máquina del pop, pero se deslizó a través de ella y se convirtió en algo más. Ese tema me golpeó fuerte cuando tenía 12 años».

Escuchá «A Thousand Stars» a continuación:

Loading video

Reply