Prince: La extraña participación en el programa de los Muppets

Fernando Guerrico

El programa Muppets Tonight ha recibido a un sinfín de estrellas, pero en su segunda temporada producida por Disney, que dio su primer episodio en 1997, contó con una legendaria figura de la música, bastante difícil de convocar. Hablamos de Prince, el guitarrista que además de ser conocido por su inconfundible estilo y su virtuosismo, también se ha destacado por su gran talante de divo.

Por eso, a pesar de que ya había aceptado ser parte del programa junto a los muñecos, para este capítulo apertura de temporada los representantes y asistentes habían dado claras órdenes al staff del show sobre cómo tratarlo. Fue el guionista de este episodio quien recordó que se les indicó que nunca lo miraran directamente y que debían llamarlo solamente «The Artist».

Esto generó muchos nervios para la producción quienes aseguraron que una vez en el set, Prince se presentó muy callado aunque amigable: «Como escritores del show, nos preguntábamos cómo íbamos a trabajar o colaborar con alguien a quien no se lo puede siquiera mirar, especialmente si estamos tratando de crear comedia con títeres», explicó el guionista.

Loading video

Bajo la gran presión previa, el compositor y cantante terminó deslumbrando una vez más con su performance, ya que no solo interpretó versiones de sus hits sino que también descubrió un gran lado cómico y también desplegó grandes dotes actorales. Además, Prince vistió algunos disfraces con los que era difícil imaginarlo, como el clásico vestuario de granjero, lejos de sus brillos y ostentosas ropas.

Recordamos que el artista tuvo incursiones en el cine -la más recordada fue la película autobiográfica y musical Purple Rain– con lo cual la actuación no era para él un terreno desconocido. Fue así que en el episodio, el músico se mezcló con los carismáticos muñecos y entre otras canciones ofreció versiones de «Let’s Go Crazy» y «Delirous».

Este episodio quedó como una joya de la historia de Muppets Tonight y como una aparición singular dentro de la carrera de Prince, quien rara vez dejaba de lado el personaje enigmático, sensual y provocador que forjó como artista.

Reply