Los 25 mejores discos argentinos de lo que va del 2022

Fernando Guerrico

Llegar a la mitad del año inspira descansos, planear nuevos proyectos y, sobre todo, balances. Para el equipo de Indie Hoy, el final de junio significa mirar hacia atrás y celebrar los discos que nos acompañaron durante estos primeros seis meses del año y que, seguramente, seguirán sonando en repeat más allá de diciembre. Una variada selección de LPs y EPs que incluye ambiciosas obras conceptuales como las de Trueno y Feli Colina, fuertes declaraciones de principios como las de Babasónicos y Marilina Bertoldi, o experimentos de artistas maduros que continúan ampliando su búsqueda como los de Daniel Melero y Sara Hebe.

Antes de volver nuestra mirada hacia adelante, presentamos los 25 mejores discos argentinos del año hasta ahora.

Babasónicos – Trinchera

Popart Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Babasónicos presenta Trinchera.

En su primer álbum desde 2018, Babasónicos pareciera entregar en esta colección de canciones sus reflexiones, impresiones y aprendizajes acerca de una época donde la vida de la humanidad entera cambió radicalmente y donde el fin del mundo se vivió más próximo que nunca. Cuatro años que se vivieron como diez. Trinchera es un álbum que, desde su título, se pregunta por la muerte. Sin golpes bajos, sin sensiblería, solo haciéndose cargo. Babasónicos sigue rindiendo culto a la evasión y el escapismo, pero más que nunca como válvula de escape, con plena consciencia de que la evasión es una necesidad básica para hacer llevadera la existencia en un mundo sórdido y doloroso como el que vivimos. – Lola Sasturain

Bandalos Chinos – El Big Blue

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de El Big Blue, disco de Bandalos Chinos

En su nuevo disco, El Big Blue, los Bandalos Chinos se empeñan en volver a sus raíces, regresar al lugar en el cual empezaron, pero con los recursos que han ganado estos últimos años. Todo se piensa desde el punto de vista de propuestas y chistes internos, pero también a partir de una introspección luego de tanta soledad colectiva que se infiltra en la música. Sobre todo, El Big Blue es una puerta abierta. El humor no se ha perdido, el romance tampoco, pero la apertura de tantas emociones, algunas que incluso podrían resultar abrumadoras, hace que la banda oriunda de Beccar pueda indagar de manera más profunda en sus sentimientos, sus miedos, y la melancolía que trajo tanto encierro por tanto tiempo. – Rodrigo Murguia

Daniel Melero – Ultima Thule

Fuxia Art

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Ultima Thule", disco de Daniel Melero

Ultima Thule es un volantazo violento en la discografía de Melero, en una carrera llena de caminos sinuosos y destinos inciertos. Ahí donde sus discos más recientes, como Cristales de tiempo (2017) y Atlas (2016), exploraban formas más tradicionales de la canción, este nuevo material lo encuentra disolviendo estructuras y volcándose a la experimentación libre. De hecho, su inconfundible voz se escucha en solo dos de las ocho canciones, “Flor de loto” y “Eclosiones”, los únicos dos cortes del disco junto al instrumental homónimo que se encuentran disponibles por fuera del metaverso (el álbum no llegará a ninguna de las plataformas de streaming tradicionales). El foco de sus extensos pasajes instrumentales está puesto en jugar con rítmicas superpuestas y desfasadas, como pulsos que se debaten entre lo aleatorio y lo mecánico. Un legajo para el futuro de un artista que creía haberlo escuchado todo. – Eric Olsen

Defensa – 7 canciones antes de que nos corten la luz

Yuukii Music

» alt=»» aria-hidden=»true» />arte de tapa de 7 canciones antes de que nos corten la luz de defensa

Con una impronta caleidoscópica, el dúo argentino liderado por Furio y Garoto 3000 remarca su orbital inclinación vanguardista combinando destellos de hip hop, dancehall, reggaetón, house e hyperpop en una fluorescente elegía a la noche. Apostando más que nunca al método catártico del trance y al juego de voces dinámico que acrecienta su pulso bailable, el seguidor de Vs (2018) propone exteriorizar una sucesión de intensidades y contingencias en una cadencia casi epistolar mediante un semblante enraizado al imaginario tradicional y a la escena de música club contemporánea. Hay una tonalidad menos afligida y su poética desenfrenada tiene al sigilo como protagonista de una disrupción emocional. En su formato conceptual, 7 canciones antes de que nos corten la luz sería una excusa de capturar la fugacidad de lo incorpóreo entre la euforia y el desconsuelo, un depósito de instantes pasajeros, una maquinaria de pop futurista para almas sensibles. – Juampa Barbero

Entidad Animada – Conductor áurico no-lineal

Fuego Amigo Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Conductor áurico no-lineal, disco de Entidad Animada

¿Con qué sueñan los tigres de Laptra? El proyecto solista de Marcos Díaz parece responder esa pregunta en su EP instrumental de guitarras veraniegas y loops de ensueño. El también integrante de Bosques y Medalla Milagrosa vuelve a la forma después de las experimentaciones más abstractas de su previo EP de ambient sideral, Ensayo pulso nocturno (2021), en favor de hacer cantar al fiel instrumento que lo acompañó durante toda su carrera como guitarrista, productor e inquieto investigador sonoro. Entidad Animada firma un meditativo y emotivo homenaje dedicado a la memoria del director del sello Fuego Amigo Discos, Mariano de los Ríos. – Eric Olsen

Ex-Colorado – Lo bueno del tiempo y las decisiones

Discos Laptra / Hallo Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Lo bueno del tiempo y las decisiones", disco de Ex-Colorado

Tras formar parte del mítico combo de krautrock local Go-Neko!, José Peta D’Agostino dio inicio a su proyecto solista Ex-Colorado con el disco debut Siete mares (2017), donde se hizo cargo de todos los roles y tareas requeridas para el disco y sus canciones. Luego de una serie de singles adelantos, donde anticipaba el sonido y concepto artístico por venir, en febrero de este año vio finalmente la luz En lo bueno del tiempo y las decisiones, disco para el que sumó a un grupo de músicos dedicados con quien trabajar sus creaciones, y eso se nota en la fuerza dulce y el impulso inevitable de este trabajo. Peta y sus compañeros utilizan una aleación sensible de synthwave, krautrock y dream pop -fusión que él denomina “dreamykraut”- para reflexionar sobre la melancolía y la resiliencia. Un disco para emocionarse, bailar, recordar sin dejar de avanzar y cantar con fervor. – Claudio Kobelt

Faraonika – Olvidancing

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Olvidancing", EP de Faraonika

Seguramente inspirada por artistas como La Prohibida, Sara Belazaras canta sobre sudar las penas en la pista de baile y bañarse en las aguas del electropop para salir renovada y convencida de su valor propio. Flechazos en la discoteca, caprichos y maniobras de seducción son algunos de los temas sobre los cuales canta la música platense en este material. “Yonki tonta” habla sobre una noche de desenfreno al ritmo de compases inspirados en el techno-house de los años noventa, mientras que “Olvidancing” y “Nasty guarri” se despliegan como himnos que celebran el deseo femenino y la tendencia de la mujeres a tomar la iniciativa. Sin dudas, un EP imperdible en la era de las bichotas y motomamis. – Laura Camargo

Feli Colina – El valle encantado

Popart Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "El valle encantado", disco de Feli Colina

El valle encantado es un disco conceptual que, entre matices folclóricos, silencios, susurros y pulsos de la naturaleza, relata la búsqueda incansable de Feli Colina por encontrarse con la figura que ella llama la Musa, o la Madre, de la inspiración, en el medio de un crisol de prosas que conjuran la manifestación de dicha inspiración. En él, ninguna canción se parece a la otra, sino que forman parte de una narración íntima y valerosa que no necesita etiquetas, pero que en su identidad -ahí donde radica la esencia-, le es imposible escapar del brío norteño. – Lucas Santomero

Fin del Mundo – La ciudad que dejamos

Anomalía Ediciones

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "La ciudad que dejamos", disco de Fin del Mundo

Ya desde el arte de tapa de su nuevo EP, vemos que el paisaje cambia para las Fin del Mundo. La naturaleza -que en su debut homónimo de 2020 contemplaban apaciblemente- se impone y reclama lo que es suyo en medio de un paisaje urbano arrasado. El impulso de escapar es el motor una vez más de la banda patagónica radicada en Buenos Aires: las referencias a viajes y a paisajes naturales son constantes en La ciudad que dejamos, mientras que los arreglos se vuelcan más al shoegaze. Hay guiños al emo (¡el coro de “El próximo verano”!) y un nuevo homenaje a Pizarnik (la letra de “Hacia los bosques” fue extraída del poema “Vida”). Si la transformación no para, las Fin del Mundo son las primeras en avisar que se van. – Rodrigo Piedra

Flavio Etcheto – Ambient EP

Casa del Puente Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Ambient EP", EP de Flavio Etcheto

Antes de dejar este plano terrenal, el artista pionero de la música electrónica Flavio Etcheto había terminado un EP instrumental que el sello marplatense Casa del Puente publicó dos días después de su muerte. Según relata Ismael Pinkler, el álbum de dos piezas fue creado a través de una aplicación para iPad llamada Samplr, con la que Etcheto edificó densas texturas de bruma digital y niebla invernal. Tituladas “Refugio mid side” y “Desplegar y planear”, estas últimas canciones se sienten como puntos suspensivos más que sentencias finales de una rica carrera impulsando los límites de la música argentina hacia adelante. Un no-lugar, como describe Pablo Schanton en relación al disco de La Algodonera, su primer proyecto junto a Daniel Melero allá por 1988. El tiempo se detiene, las formas de disuelven, y la música parece volver a su estado más primario: vibración y fantasía. – Eric Olsen

Guazuncho – Compost

Fuego Amigo Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />

En su octavo disco de estudio, el correntino Iñaki Zubieta continúa ampliando el universo sonoro de su proyecto GuazunchoCompost es un disco de maduración que redobla la apuesta de su sorprendente disco anterior, Bordes (2020), en el que había hecho un gran salto como productor. A lo largo de las diez canciones que lo componen, Zubieta se reconcilia con viejos amigos, samplea al percusionista de folclore Domingo Cura, se disuelve en los psicodélicos ambientes del litoral y ofrece sabios consejos spinetteanos a su hijo: “Escucha la tierra, es la sed verdadera”. El resultado es su mejor disco desde su ya clásico Natsuki (2013), el balance justo entre fuertes melodías, una producción innovadora y la afirmación de su singular cancionero electrónico. – Eric Olsen

Ibiza Pareo – Crisis de amor

Geiser Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />

Desde hace ya un tiempo que la música electrónica le disputa terreno a lo que históricamente ha sido material del rock: la crítica social. Alejándose del hedonismo de Bailemos juntas (2018), el disco de pandemia de Ibiza Pareo las encuentra más reflexivas y directas en sus letras. El covid no solo fue una crisis sanitaria, sino que dejó en evidencia algo más profundo sobre las relaciones interpersonales, tópico central de Ani Castoldi y Marina La Grasta. En Crisis de amor, no miran para otro lado y ponen en discusión el mandato de las relaciones, pero también los de la música pop, como lo dejan en claro en “Cancionero”, tema que encapsula esa dualidad y el cambio de paradigma: hay una fiesta en otra parte. – Rodrigo Piedra

Intona Rumore – Código

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Código", disco de Intona Rumore

Antonia Navarro y Benjamín Riderelli se conocieron en un trabajo universitario sobre la chacarera. El punto de partida de su unión musical no resulta tan solo una extraña paradoja decorativa, ya que derivó en una epopeya cibernauta que abreva del tecno pop e incita a dejar todo de lado, bailar un rato y despejarse. Durante el período de aislamiento social, la dupla chileno-argentina tonificó la química existente entre ambos para disponer el ingenio complementario y la energía visceral en crear atmósferas absorbentes por medio de sintetizadores, máquinas de ritmo, sampleos, efectos y una vocalización celestial. Con tracks rutilantes como “Lineal”, “Sinestesia” y “Anticipar”, el álbum debut de Intona Rumore es uno de los valiosos secretos eclipsados por el distanciamiento geográfico y la vertiginosidad del presente postpandémico que amerita ser descubierto de forma urgente. – Juampa Barbero

Juan Baro – Día de noche

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de "Día de noche", disco de Juan Baro

“Conocernos de cero” fue la consumación de Dímelo (2021), el segundo álbum de Fus Delei. Crepuscular, más que equidistante, aquel epílogo representó una aurora boreal en la transformación de Juan Baro como solista tras ondular con Peces Raros por un vendaval electromagnético. En Día de noche, su álbum debut, el cantautor y tecladista platense amalgama estructuras del pop rock, texturas del melodic techno y vestigios del tango para adentrarnos en un ecosistema polarizado sin prejuicios estéticos. Conformado por ocho canciones, el disco encuentra equilibrio en el claroscuro a partir de arreglos luminosos, sintetizadores envolventes y palpitaciones de una retórica existencialista que traspasa hasta el final. A pesar de eso, Baro desdibuja la frontera de lo subjetivo y lo político con el objetivo de moldear un punto de fuga entre lo onírico, lo etéreo y lo fantasmagórico. – Juampa Barbero

Lara91k – Como antes

Clix

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Como antes, disco de Lara91k

El debut solista de la ex Coral Casino se adueña de nuestras emociones a partir de veinte canciones que manifiestan cuan anárquico puede resultar el corazón frente al paso del tiempo. Como antes desata una revolución sensible para exhibir a la verdadera Lara Artesi en los diferentes apartados y añadiduras de su propia bitácora confesional. “La nostalgia es básicamente lo que me define, soy una fucking nostálgica”, enfatiza con sencilla modestia en lo que transparentan sus letras. Al igual que la estela de una estrella fugaz, el hilo conductor de Como antes centellea con intensidad una vez finalizada la primera escucha. Porque la preliminar es pura sorpresa, mientras que las próximas vueltas invitan a percibir una frecuencia mayor donde el todo es más que la suma de las partes. Desde “Ego” hasta “Nube”, la huella digital de Lara permanece impresa sin menguar la elegancia y pureza de su estilo. – Juampa Barbero

Lucas Martí y Tulio Álzaga – Torga

Los Años Luz Discos

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Torga, disco de Lucas Martí y Tulio Álzaga

“Estoy en otro planeta y nada en él me enamora”, escribía Alejandra Pizarnik en 1955 en una carta a León Ostrov. Es justamente ese sentimiento de enajenación y de eterna extrañeza lo que recorre este EP de canciones misteriosas y cargadas de referencias a personajes arquetípicos como en el caso de “Caín” y “Falsos marineros”. Por su parte, “Escondemos música” y “Cementerio” bien pueden definirse como experimentos de pop onírico que se acercan a lo poético y performático; mientras que “Cristales verdes” se erige como la pieza más optimista y luminosa de este breve disco que cuenta con invitados como Candelaria ZamarJimena López Chaplin y Darío Jalfin. – Laura Camargo

Marilina Bertoldi – Mojigata

Pelo Music

» alt=»» aria-hidden=»true» />

Crudo, provocador, y de una impronta rockera ineludible, así es el cuarto disco de estudio de Marilina Bertoldi. Si Prender un fuego -su álbum de 2019 que la llevó a ganar el premio Gardel de Oro-, fue una declaración iracunda marcada por mayormente por el funk y el soul, Mojigata es un disco más austero en el mejor de los sentidos, representado por el rock and roll de los setenta, fiel a las influencias de la artista. Riffs de guitarras distorsionadas y baterías pesadas imprimen la sonoridad del álbum, mientras que en medio se cuela una balada confesional junto a Javiera Mena, “Amuleto”. Conceptualmente, el disco resulta la exorcización de crisis pasadas y presentes, teniendo al pasado como motor para la creación y la liberación. También es un espacio de ocio y diversión, donde aparece el chiste y la seducción nata. Un paso más que firme para la nueva representante del rock argentino. – Lucas Santomero

Nicolás Mateo – Espamento

Fábrica de Música

» alt=»» aria-hidden=»true» />

El tercer disco del actor y músico Nicolás Mateo nace de las coordenadas más profundas y viscerales del artista. Alma folk, identidad garagera y melancolía tanguera, con esos colores se tiñen las ocho canciones que forman el disco que tuvo a Diego Acosta de productor y la participación de Fermín Ugarte en las canciones más rockeras. Bajo cierta picardía arrabalera, Mateo desenfunda su parte más íntima y exagerada entre guitarras pausadas, arreglos de cuerdas y teclados moderados. El desencuentro, la soledad, el vacío y el autodescubrimiento son algunos de los temas que el músico aborda, además de deslizar un guiño a “Como la cigarra” de María Elena Walsh. De esta manera, Espamento se erige como la pieza más contundente y completa del artista hasta el momento. – Lucas Santomero

Noelia Recalde – Mi propia casa

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Mi propia casa, disco de Noelia Recalde

En medio de abril y sin previo aviso, Noelia Recalde estrenó su segundo disco. Compuesto durante el período de confinamiento estricto y producido en conjunto con Ariel Polenta, Mi propia casa ofrece un enérgico cruce entre la canción argentina más tradicional y el juego con loops, samples y capas, dando como resultado un trabajo lúdico y experimental -que no deja de ser cancionero- y que comparte vivas reflexiones y pensamientos sobre el encierro. Así, el sucesor de Palabra (2019) es un álbum inesperado, no solo por su llegada, sino por sus exquisitas texturas y detalles capaces de crear una atmósfera en la que conviven los sentimientos -tan opuestos, a veces- que florecieron irrefrenables en cada casa durante esos meses que no olvidaremos fácilmente. – Loreta Neira Ocampo

Noelia Sinkunas – Salve

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Salve, disco de Noelia Sinkunas

La vanguardia y la tradición, la música popular y la académica, el rock y el tango, el jazz y la cumbia, lo instrumental y las canciones con letras catárticas. Todos esos caminos recorre con el oído curioso y el corazón encendido Noelia Sinkunas, pianista, compositora y música sesionista oriunda de Berisso. En Salve, comparte vivencias personales e íntimas, y experimenta en torno al chamamé y las formas de canción litoraleña. Hay una atmósfera catártica, dada tanto por la palabra como por la música, que se desenvuelve en ritmos y melodías propias de la Argentina litoraleña, una influencia que la compositora reconoce venir de su papá y su abuelo, ambos guitarristas y amantes del chamamé. – Loreta Neira Ocampo

Rocío Gal – Inventario de ecos

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Inventario de ecos, disco de Rocío Gal

Rocío Gal crea collages con espíritu de mapa. Es que los recuerdos de esta música y artista visual bonaerense parecen ser su colección más preciada y no quiere perderlos: quiere aprovecharlos para armar un nuevo tejido que refleje de dónde viene, qué la conmueve y cuáles son las preguntas que ha acumulado con el paso del tiempo. De ahí nace Inventario de ecos, un disco en el que fragmentos de su memoria se revelan a través de samples y melodías latinoamericanas cantadas con una voz profunda que pareciese salir del mismísimo centro del pecho; un debut sensible y experimental que funciona como mapa sonoro de una vida en la tierra. – Loreta Neira Ocampo

Sara Hebe – Sucia estrella

Independiente

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Sucia estrella, disco de Sara Hebe

Cuando dio a conocer La hija del loco (2009), su álbum debut, la rapera tuvo que quemar una visión a largo plazo mediante denuncias híbridas para que su resistencia no se confunda con resiliencia. No obstante, su más reciente trabajo discográfico renueva su evocación contestataria para ampliar su poética a situaciones cotidianas. Sara Hebe reconoce que el amor, el sexo y la diversión también se ven interrumpidos por la mentira, el sectarismo y la corrupción. Sucia estrella demuestra una versión más fresca de Hebe, sin perder gracia, potencia, ni estilo. De todos modos, su búsqueda parece infinita: desde trap, pop y punk hasta house, techno, hyperpop y dancehall, la rapera patagónica hace de la experimentación sonora el estandarte de su propuesta estética. Su quinto álbum es una feroz muestra de exigencia, en la que su destreza y tesón narran la compostura de un eterno despertar pluripolítico y contracultural. – Juampa Barbero

Simona – Mimo

Yuukii Music

» alt=»» aria-hidden=»true» />

Mimo es el primer material de estudio de Simona Sibilia luego de hacerse paso a fuerza de singles, un EP formado por un puñado de canciones pop impregnadas de emociones sinceras y amor propio. La mendocina radicada en Barcelona configura su sonido en base a programaciones inquietas y beats lo-fi, proyectando escenas cotidianas de reflexión y de ocio en un mantra distendido y relajado. Las cinco canciones que forman el álbum pasan más rápido de lo que uno espera, ya que es difícil salir de ese encanto hipnótico que se produce entre la voz de la artista y el fulgor del sonido que encandila. – Lucas Santomero

Six Sex – Área 69

Dale Play Records

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Area 69, disco de Six Sex

Obstinación, performance y sensualidad son significantes que refuerzan el trazado desbordante de Six Sex, una de las referentes argentinas del neoperreo. A lo largo de 2021, la artista veinteañera liberó una trilogía de singles que incursionaron en el reggaetón, el RKT y la cumbia luego de atravesar su faceta más raver y electropop. A principios de este año, el alter-ego que encarna Francisca Cuello reunió esos últimos lanzamientos –“Duro”, “Culeo” y “Sunshine”– para complementar el repertorio detonante de Área 69 junto a otros tres inéditos. Producido por La Finesse, las seis piezas que conforman el EP sucesor de Fantasy (2019) cristalizan su temperamento efervescente tras fusionar erotismo, ironía y empoderamiento a través de letras punzantes -y al mismo tiempo cute- que se regocijan hacia la erupción glamorosa y electrizante del “recalentamiento en el área 69”. – Juampa Barbero

Trueno – Bien o mal

Sony Music

» alt=»» aria-hidden=»true» />Tapa de Bien o mal, disco de Trueno

En su segundo disco de estudio, el pibe de la Boca se planta con una obra conceptual dividida en dos ejes conductores: el bien, donde aparecen canciones festivas y de corte personal que generan un clima de celebración; y el mal, con temas marcados por la crítica a la injusticia y a la desigualdad social, amplificando aún más el discurso que Trueno había mostrado en su primer disco, AtrevidoBien o mal es, sobre todo, una carta de amor a Latinoamérica, al orgullo de pertenecer a esta tierra y de ser argentino. Colaboraciones como la de Nathy Peluso, Víctor Heredia, Duki y Pedro Peligro, sumado a los guiños y samples que recorren el disco, hacen que la experiencia de escuchar Bien o mal sea un viaje por varios lugares y sonidos diferentes, donde no faltan el funk, el folclore, ni el trap, siempre acompañados por barras punzantes y al clavo. – Lucas Santomero

Reply