Paula Trama elige su obra de arte favorita

Fernando Guerrico

Paula Trama es compositora, guitarrista y vocalista de la banda Los Besos. Junto a Inés Copérnico integra el dúo musical Susi Pireli, y también es poeta, docente de literatura y productora musical. Desde 2011, cuando aparecieron Los Besos, Trama aportó al sonido y a las letras una estética muy particular, asociada a la poesía, la narrativa y a una sensibilidad propia de las canciones que se cantan en un fogón. Muchas de sus canciones se refieren a emociones o sensaciones pasajeras, a una nostalgia que no se padece y se disfruta en soledad.

Su relación con la fantasía, la pintura y los dibujos animados siempre formó parte de sus inquietudes artísticas. “Tal vez sea un rechazo sentimental a la representación, al uno a uno con la realidad, o una inmunidad emocional ante la sofisticación -reflexiona Trama en conversación con Indie Hoy-. Tal vez porque en los trazos más simples o sintéticos de un dibujo me surge la sensación de que puedo rastrear la puerta de ingreso a la fantasía. Tal vez por todo lo anterior, mi sentido de la vista se refresca y delira en ese territorio escapista, surreal y primitivo, donde se le permite la entrada a Un mono fumando y bebiendo con un búho de Ferdinand Van Kessell, pero una prefiere a Kowl, el búho de orejas de arcoíris que acompaña a She-Ra, la princesa guerrera”.

» alt=»» aria-hidden=»true» />"Un mono fumando y bebiendo con un búho", obra de Ferdinand Van Kessell
Un mono fumando y bebiendo con un búho“, obra de Ferdinand Van Kessell

Ferdinand Van Kessel era un pintor barroco que nació en 1648 en la ciudad de Amberes, cuya obra cobró relevancia gracias a que fue invitado por el rey polaco Juan III Sobieski a realizar la decoración del Palacio de Wilanów, ubicado en la ciudad de Breda. Mientras otros pintores de la época competían entre sí para ver quién hacía la pintura más grande, Van Kessel estaba interesado en trabajar en pequeños formatos y con escenas cotidianas donde reemplazaba a los humanos por animales. Sus contemporáneos se reían de sus creaciones y le aconsejaban que retomara el trabajo de su abuelo, el gran Jan Brueghel el Viejo. Aun así, el pintor dedicó gran parte de su vida a pintar simpáticos ratones, aves y gatos. Sus obras no tienen un lugar importante en la historia del arte pero sirvieron como fuente de inspiración para los directores creativos de la mítica película de animación del estudio Disney, Fantasía.

Paula Trama comparte esa fascinación por las escenas en donde la fantasía, la ternura y el humor son los grandes protagonistas. Estos elementos aparecen en sus canciones, esparcidos sin orden ni jerarquía. Tanto en la escritura como en la composición musical, la cantante construye una narrativa fácil de transitar y que no necesita traducción. Una energía para movilizarse, lejos del ruido del mundo y más cercano a uno mismo.

Henry Cowell, compositor musical, pianista y maestro del artista John Cage, afirmaba que una canción es lo más parecido a una pintura invisible, repleta de manchas y líneas que no se pueden ver pero sí se pueden sentir mediante la melodía. Uno podría pensar que las canciones que compone Trama se parecen a un cuadro donde las formas remiten a sentimientos que no se pueden poner en palabras. Semejantes a historietas o escenas de una película, sus creaciones generan un carrusel de emociones, un impacto suave en quien las escucha. Paula Trama es una artista que pinta con su voz y con su escritura, una artista que ofrece sensaciones al mundo.

Reply