Robert De Niro elogia la película Fue la mano de Dios: «A pesar de la tragedia, desborda diversión»

Fernando Guerrico

Fue la mano de Dios es una de las películas más importantes que Netflix estrenó en 2021. Se trata de la primera colaboración con el director italiano ganador del Óscar, Paolo Sorrentino, en la que este apela a relatar una historia situada en Nápoles con fuertes tintes autobiográficos. La película es una de las candidatas a ser nominada en los premios de la Academia y ha recibido alabanzas de la crítica y el público, incluso de grandes figuras del cine como Robert De Niro.

El actor de Taxi Driver se fascinó con la película y escribió una reseña para Deadline comentando los aspectos más llamativos para él. El film es un drama coming of age en el que el personaje de Fabietto vive una terrible tragedia familiar mientras intenta adivinar qué quiere de su vida, quién es y hacia dónde ir, todo esto atravesado por la llegada de Diego Maradona al Napoli. La historia también tiene influencias de directores como Federico Fellini, lo cual aporta comedia, algo también característico del cine de Sorrentino.

» alt=»» aria-hidden=»true» />Fue la mano de Dios.
Fue la mano de Dios.

«A pesar de la tragedia que se encuentra en el centro literal de la película, Fue la mano de Dios desborda diversión. Escenas como el almuerzo al aire libre de la familia extendida y la posterior salida en bote son encantadoras y divertidas. Y aunque la historia central es Fabietto siendo arrancado de su precaria juventud y arrastrado a una edad adulta prematura y no deseada, las historias a lo largo del camino son invaluables», escribe De Niro sobre el film, del cual también destaca las escenas casi oníricas en las que Fabietto se encuentra con el director Antonio Capuano, quien se convierte en una especie de mentor y guía hacia su sueño.

El reconocido actor apunta además a la importancia que tiene la ciudad de Nápoles en el relato, concibiéndose como un personaje más, y lo compara con la importancia de Nueva York en los relatos de Woody Allen y Martin Scorsese: «El coprotagonista más destacado de Fabietto no es alguien del maravilloso elenco, sino la ciudad misma. Compartes el amor de Sorrentino por Nápoles en las bellas tomas iniciales del acercamiento aéreo sobre el Golfo de Nápoles hacia la ciudad. Y lo ves en su afecto por la variedad de personajes: extravagantes, a menudo muy divertidos, más grandes que la vida, apasionados (quiero decir ruidosos), llenos de alegría y esperanza».

Fue la mano de Dios forma parte de las 25 mejores películas de 2021 según Indie Hoy.

Reply